La Comarca de Abona

En el Sur de Tenerife se encuentra la comarca vitivinícola de Abona ocupando los municipios de Adeje, Arona, Vilaflor, San Miguel, Granadilla, Arico y Fasnia.

El cultivo de la viña y la elaboración de vino en la comarca de Abona se remonta a muy antiguo, habiendo vestigios de esta actividad en zonas y bodegas que mantuvieron la actividad hasta épocas recientes ganando medallas y reconocimientos en exposiciones internacionales, decayendo su cultivo casi a la par que en todas las comarcas de las islas, manteniéndose el cultivo bien en algunas zonas y como cultivo marginal en otras.

En 1.989 se crea la Cooperativa Cumbres de Abona, verdadero revulsivo y motor del desarrollo vitivinícola que ha experimentado la comarca, ya que su carácter comarcal la convirtió en la bodega más importante de la comarca y una de las más importantes de la isla en número de socios y en producción.

El Clima y la Orografía

La Comarca de Abona se encuentra influenciada por un clima mediterráneo seco en la zona costera, refrescada por los vientos alisios en las medianas y en las partes altas sufren cambios térmicos muy acentuados que proporcionan unas características únicas. Como consecuencia de esta aridez las aguas superficiales han excavado profundo barrancos de gran belleza, formando entre estos unos característicos lomos, cuyas laderas y vaguadas tienen unos microclimas especiales que dan lugar a unos de los ecotipos más curiosos del mundo.

El régimen de lluvias es escaso, y la insolación es muy grande, disfrutamos de la mayor cantidad de horas de sol de la isla lo que confiere a nuestros vinos unas características únicas.